Presentaciones



Llegamos al culo del mundo"HOJAS CAÍDAS" Presentado en la La Noche Sonámbula.

Y, entre versos, llegó el verano del 2014.


Sí, precioso este inicial día de verano. Llegó entre versos de Marisa Duque y María Sánchez. Pasamos un buen rato en el Hostal Restaurante la Ilusión, desde donde radiamos y saboreamos unas risas, buenos versos, buena música, amistad y, una vez más, con una espectacular puesta de sol.



 Se estrenó el verano, presentando Hojas Caídas desde la Playa del Palmar en Conil

             Con Alvaro Caputto, El Cífa....buen rato, en buena compañia.

 Marisa Duque, hablo de su poesia, sus relatos y su orgullo 
de ser madrina de "HOJAS CAÍDAS"

Hojas que trepan hasta la cima de los árboles formando iusiones de sueños que nacen.

                         M. Luisa Muñoz Nieves, abrazando HOJAS CAÏDAS

                   Patry Sanjuan...hacia de fotografa y publicitando HOJAS CAÍDAS

                            Momentos antes del programa...fotos para la publicidad.


            M. Luisa Muñoz, leyendo poemas de HOJAS CAÍDAS al caer la tarde.

                                En plena lectura radiofonica



                 Marisa Duque, entusiasmada, hablando de su obra literaria.


                   Hojas que se encuentran en la tarde...en el mar de las soledades






Marisa pensantivamente 

                                                      En plena función radiofónica



Una familia radiofonica...un programa maravillos que fue cayendo con la puesta de sol, 
la brisa, el sonido del mar y el canto de los pájaros.

Dedicándole "HOJAS CAÍDAS" a Juan Y Patry. Esperando que esos versos le seduzcan y encuentren entre versos y versos... los besos que nos deja el poeta. Mil besos a todos.

-------------------------------------------------------------------------------------------



PRESENTACIÓN DE

"HOJAS CAÍDAS"

Sanlúcar de 

 Guadiana, Huelva.
                                                                     
  Presentación del Poemario “Hojas Caídas”. Autores José Antonio Nogueras
Vicente y María Sánchez Román en Sanlúcar de Guadiana, Huelva.
31 de Mayo del 2014.


Buenas tardes a todos los presentes, estoy feliz de estar entre amigos...y algo nerviosa.
Para mí es un placer encontrarme esta tarde aquí, compartiendo con mi querida amiga María y todos ustedes este emotivo encuentro , dándome además la posibilidad primeriza de llevar a cabo labores de madrina y presentadora, a las que me presto orgullosa y encantada.
A María y a mí nos unen el amor por las letras, los versos, la literatura especialmente. Así nos encontramos y nos conocimos recitando, y aunque nuestra relación de amistad no es larga en el tiempo, si lo es en sinceridad, e inquietudes parecidas. Ella me mostró su generosidad apostando por escritores noveles como es mi caso y enseñándome que en este universo que es la literatura, todo aquel que la ama y la siente auténticamente, puede hallar su sitio por pequeño que este sea, o nos pueda parecer. Por lo tanto estoy más agradecida.
Cuando me solicitó presentar “Hojas Caídas” en Sanlúcar de Guadiana, no me lo pensé dos veces, en primer lugar porque a los amigos siempre hay que apoyarlos, secundarlos con mimo y en segundo lugar porque ya con anterioridad había escrito una reseña del libro, y el poemario me cautivó, me emocionó, me mostró una bella historia en la que hay que seguir creyendo y confiando siempre, a pesar de los tiempos de materialismo que nos circundan, y que había que compartir con los demás. Me refiero a las verdaderas historias de amor, al amor en sí mismo.
Así pues, “Hojas Caídas” es un sueño hecho realidad, nos cuenta ese destino amoroso unido en dos personas , cuya relación crece en el tiempo, como va tomando forma , como se va desarrollando ,el libro es la recopilación de las cartas de amor poéticas que escribiera en su día José Antonio a su mujer María, su amada mujer y su inspiración. En principio no estaban pensadas realmente para ser publicadas, José Antonio las plasmó como exaltación de los múltiples y bellos sentimientos más íntimos que sentía por María y los poemas eran su medio de expresarlo. Con una pureza ingenua en ocasiones, con pasión en otras, llenos de espontaneidad y frescura.
Por ello estas Cartas Amarillas que cariñosamente denomina María son el refugio cálido dónde dos personas experimentan un inspirador viaje a los largo delos años, un proyecto de vida en común. Al fallecer José Antonio , María tomó su relevo y pensó en la posibilidad de publicar este poemario , hoy lo tenemos aquí como tributo a su marido , a su memoria , un privilegio para todo aquel que ame una lectura intimista , sencilla ,pero cargada de sensibilidad y transparencia , tal y como era nuestro poeta. Y qué mejor que presentarlo  en el pueblo natal de su protagonista, sintiéndose él tan orgulloso y que llevó en su corazón siempre. Recordemos que fue pregonero delas fiestas en dos ocasiones.
Sobre el papel cartas o poemas escritos con verbo sublime, delicado, sensitivo, una poesía vital enternecedora, nunca una correspondencia descriptiva fue tan hermosa, tan íntima, reveladora. Cantos de amor, lamentos de esperanza, de soledad, de entrega, de distancia, de silencios y deseos, divididos en cuatro niveles en cada uno de ellos el lector descubrirá ardorosamente un verso que anidará en su sentir, que estremecerá su alma.
Estos son…
En el primer nivel, los poemas representan la fase del enamoramiento, la conquista, la seducción, el inicio, como ejemplos son los poemas: Cuando te busco, Soñé, Dame un beso.
El segundo nivel, es ya la ilusión de vivir una realidad, una relación que comienza a fraguarse, también las dudas de José Antonio, que abandonaría el sacerdocio, por compartir su vida con María en poemas como: No llores, y Puedo.
El tercer nivel, es la relación consolidada, cuando ambos protagonistas ya se conocen bien, versos de deseo, incluso de cierto erotismo, de ahí poemas como: Bajo el sol de Arcos, Tu cuerpo.
El cuarto nivel, con el proyecto de vida en común forjado, creando una familia como así fue, María y José Antonio tuvieron dos hijos.
Con los poemas: Fina lluvia, Los mil y un secretos, Para decir adiós.
Todos los poemas escritos están comprendidos entre los años 1977 -1985, hay que resaltar que van acompañados de ilustraciones del propio José Antonio, muy conmovedoras , nostálgicas, destacando también su sensibilidad pictórica además de la poética, son dibujos que hacen referencia a lo marino, bucólicos, de la tierra, de sus raíces, todos ellos añorados.
Haré referencia también al prólogo tan significativo y admirable escrito por Ramón Luque y la sinopsis tan certera, escrita por una buena amiga Virtudes Reza, ambos son otra distinción que añadir al poemario.
María, aporta el poema “Hojas caídas” como introducción al libro, dándole además el nombre al poemario y los versos introductorios de los diferentes niveles. Y delegando el resto del protagonismo, a José Antonio.
Por último me queda una reflexión, lo orgulloso que se sentiría José Antonio con este delicado trabajo, que pasó de ser un sueño compartido a una realidad dichosa, para el deleite de todos nosotros. A José Antonio la poesía le nacía y le acontecía desde su ser de poeta, desde su intuición y su sensibilidad verdaderas, poseía un espíritu apasionado y nos lega un gran torrente de emociones y sentimientos.
Por todo ello es tan emotivo este acto, el evocar su figura entrañable en el recuerdo, en estos versos recopilados por su compañera de viaje María, que con este libro ha recuperado de alguna manera su ausencia y ha hecho más llevadera su pérdida, un legado imperecedero de los años compartidos y vividos intensamente, dos seres entrelazados en sus esencias y predestinados a amarse.

Concluiría diciendo que “Hojas Caídas” es un poemario de pausada belleza, en perfecta simbiosis con la profundidad tranquila de su mensaje amoroso. Que sus protagonistas han tenido la sabiduría de mostrarnos, invitándonos a descubrir sus caminos, de un ayer, y que en este presente recobran más fuerza que nunca.
Todo esto ha supuesto “Hojas Caídas” para mí, que me permito decir que ya estarán y serán Hojas Recogidas en mi corazón. Deseo terminar mi presentación con unos versos de estos dos maravillosos protagonistas y compañeros inseparables.


 José Antonio decía:                                                         Y María contestaba:
“Tu felicidad hablaba,                                                      “Hojas Caídas…..
era después del otoño                                                     Sin ti... se me va la vida,
y con tu voz creaste primaveras aladas.                        otoño de sentimientos
Yo era feliz…. Tú me amabas.”                                      que en mi pensamiento
                                                                                         anidan.”

                                               
                                                Marisa Duque, 31 de Mayo de2014.




-------------------------------------------------------------------------------------------------------



PRESENTACIÓN DE

"HOJAS CAÍDAS"

CÁDIZ

Un día estuve presentando uno de mis libros, "Cádiz y la otra orilla, a sorbos de a-mar y versos", en la Universidad de Cádiz. Entre el público asistente y tras terminar el recital y comentar detalles del libro, comenzaron a preguntarme sobre el mismo, a inundarme a preguntas, -cosa que se agradece- y de las cuestiones más interesantes que despertaban allí, me llamó la atención la imagen de una mujer con ojos de amar la literatura y no es una exageración.  Sus preguntas, su modo de tomar el ejemplar entre sus manos, la ilusión… eran expresiones que sólo se detecta cuando uno ama las letras, cuando uno se refugia entre versos.

Hoy esa mano que portaba mi libro, porta el suyo propio, un retoño como le llama María que no sólo agrada en su lectura sino que mece y estremece el alma a medida que vamos leyendo “Hojas Caídas”.

El libro está creado a partir del recuerdo, de revivir una historia vivida y escrita, una historia de amor donde dos almas que se compenetraban continuarán haciéndolo ya, “per secula seculorum” desde el momento en que una de las partes, José Antonio, antes de partir para siempre, deja por escrito sus pensamientos más íntimos, sus poemas y cartas de amor junto a ilustraciones que evocan su amor por María.

A medida que avanzamos en la lectura descubrimos cómo José Antonio ama a su pueblo, de hecho fue dos veces pregonero en sus fiestas; descubriremos su religiosidad, y en especial su sensibilidad  literaria y pictórica.

Un lenguaje que particularmente llama la atención por su singularidad, sencillez un lenguaje al mismo tiempo marinero, donde los faros son los ojos que vigilan la ausencia de su amada, versos donde María responde con la misma intensidad, fuerza y emotividad que su “alter ego”.

Hay espacios poéticos que nos evoca una tradición literaria renacentista, donde espacios verdes y riachuelos nos recuerda a un Garcilaso de la Vega que enamorado canta a las ninfas, así de esta guisa, nos imaginamos a Jose Antonio dirigirse a María. Pero no sólo a este autor que se nutre de Virgilio con sus “Bucólicas”, sino además la religiosidad de José Antonio se desnuda en poemas donde la noche oscura de un invierno muy descriptiva y que casi nos hace vivir el momento, nos lleva a la ascética y mística de San Juan de la Cruz, con su “Noche oscura del alma.”

El prólogo del libro es del autor Ramón Luque y la sinopsis de la poeta Virtudes Reza.

De todos los poemas leídos en el libro me quedaría con muchos pero hay especialmente uno donde se vislumbra las Fuentes literarias de las que bebió el poeta, desde donde la creación de Jose Antonio se funde con su propio estilo,



MI SANGRE
Tu vida se mudó en poema,
se clavó en mi costado,
como lanza fatídica.
Mi sangre toda es color,
toda es sabor y perfume.
No la busques roja,
es azul,
de la republica de las letras.

El poeta anuncia a su amada que todo serán letras desde el mismo momento en que se enamora, y la poesía será el medio para evadir sus sentimientos, hasta su último aliento cobrará el color de su palabra, azul como los espacios marinos encontrados durante el recorrido poético pero con imágenes propias de las cantigas de amado, donde el amor escuece como lanza atravesada a su costado, así las letras son las cuitas por el amor a su querida María.

María hoy hace realidad uno de los proyectos más esperados tras la partida de José Antonio y son estas “Hojas Caídas” que hoy recogemos esta tarde para levantarlo como árbol que cobije el nacimiento de una nueva poesía, la de María Sánchez de la mano de su siempre José Antonio.

 Yolanda Aldón

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Dª. Yolanda Aldón ▪ Escritora y periodista // Directora de Cyanus Gestión EditoriaL
Ciudadana Honoraria de Chauen (Marruecos)
Responsable de Comunicación de ACE-Sección Andalucía (Asociación Colegial de Escritores)
MIEMBRO DE CEDRO
Responsable de Comunicación Ateneo de Cádiz
Miembro del Comité Científico y Organizador del Congreso “Imagen Mediática de Marruecos en España” Universidad Abdelmalek Essaâdi. Tetuán 2013.
Responsable de España y Marruecos para la Concesión del Premio Nobel de la Paz al Pueblo Sirio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario