Poemas


Presentación en Sanlúcar de Guadiana, Huelva. 31 de mayo, 2014

Amigos que pusierón voz a los versos del poemario y unas palabras en homenaje a J. Antonio.

 "Hojas Caídas, para mí,  me permito decir que ya estarán y serán Hojas Recogidas en mi corazón"(Marisa Duque)

          Antonia Guerra, vino desde Jerez para hacernos de fotografa y nos recitón:
          " CAMINO"

CAMINO

Voy por la vida,
y al pensar
que me he de encontrar
con mucha gente,
algunos trabajadores,
para intentar
cambiar mi mente.
Tú me das la paz,
el hábito no hace al monje,
y al hacer el amor
los dos fundimos nuestras vidas.
Yo te seguiré,
 y andaré el camino,
camino que cruzaremos.
 Y al caminar
nos besaremos.
Detrás de esa verdad,
buscamos un descanso…
 Sólo queremos caminar.
---------------------------------------------------------------------------------- 

 Estrella vino desde Ayamonte nos recordó su amistad y cariño hacia J. Antonio y sus padres asi como la acogida que tuvo en el pueblo en el tiempo que estuvo de maestra y nos recitó," DAME UN BESO"

DAME UN BESO

Dame un beso,
perfumado por tu vida,
como la flor del almendro,
por favor, en esta noche
no me niegues el sustento.

Si mi cuerpo reposa,
el alma vuela a tu encuentro,
solitaria va mi barca,
el timonel en silencio,
que en las noches de los sábados,
amor  mío, te pide un beso.

Acorta la distancia,
rompe tu lamento, ¡vuela alto!
Llénate de libertad, como el viento,
y en la grandeza de la noche,
entre la luna y el lucero,
mujer de mi dolor, ¡dame un beso!
  
Únete a mi pensar, como se ensamblan
los cuerpos, cuando sin hablar
se unen y se para el tiempo.
El cigarro se apagó,
la música se va perdiendo,
más si tanto nos queremos,
¿Por qué, pena y recuerdos,
no me das un beso?
  
Me dormiré en un campo, lejos,
rodeado de montañas, viendo el bosque,
escuchando el viento.

Cantará el pájaro, ladrarán los perros,
se moverán las hojas,
caerán los truenos,
pasarán las nubes, mojarán el suelo.

Yo, solitario, tras  los cristales, contemplaré
el invierno, recordaré que te vi,
allá en el tiempo,
y lloraré de rabia, pidiéndote un beso.

Pero quedan  otras noches,
nos esperan otros tiempos, que la esperanza
no duele si se espera un beso.
Y en el mismo campo, en el  mismo huerto
sembraremos un árbol.
Irá creciendo, nos dará sombra y tinta,
con que alimentar los cuerpos,
porque mientras tenga vida, y aún después de muerto,
mujer deseada,
te estaré pidiendo un  beso.
-------------------------------------------------------------------------------------


 Cludia, amiga intima, hermana de corazón y vecina, vino desde Sevilla, nos recordó su gran cariño y nos recitó, " CAMPANAS"

CAMPANAS

Campanas, tocad a tristeza,
no paréis en toda la noche,
al compás de la lluvia, tocad.
En mi lejana niñez,
aprendí yo vuestras letras
en aquella escuela del pueblo.
El poema..,

 “Campanas de mi lugar,
 yo os quiero bien, de veras,
 cantasteis cuando nací,
 lloraréis cuando me muera.”

Cuantas veces os toqué,
una a una, dos a dos…
Os repiqué a toque a oración,
a sacramentos dominicales,
a entierros y hasta a fuego.

Os toqué a fiestas, ¡qué alegría!
Con cariño, con mimos,
con inocencia de niño,
os toqué.

¡Cómo nos queríamos!
Cada tarde,
subía al campanario,
el sobresalto, el alma en un puño,
y el reloj sonando.
Erais mi mejor amigo,
viejo amigo,
qué duro eres ¡A ti te da igual!
Calor o frío. Tú siempre tocas.
Sabes tu trabajo con bondad.

¡Ay campanas! ¡Ay campanario!
Mi distancia no os puede alcanzar.
Dejadme que os aligere la carga,
mas… no dejéis de tocar.
----------------------------------------------------------------------------------------------------


 Rosa vino desde Dos Hermanas, Sevilla y nos recordón sus juegos con J. Antonio de pequeños y de mayor. Nos recitó. " FINA LLUVIA"
FINA LLUVIA

      Fina lluvia
en la tarde de primavera,
se fue Eolo y la corola de luz
mancha los campos.
     Y ahí estas tú,
brazo de amor entre océanos.
Te recuerdo añorando
las tierras que ayer amamos.
     Decirte mi amor,
bajo el drago,
perderme entre esquinas de libertades y marinas.
     Confundir  Cádiz  con  tu  persona,
cuánta confusión en mi alma.
      Fina lluvia
en  la tarde de Primavera,
cuando de la taza como el humo,
sale mi pensar  para  entrar  en  tu  vida.
dame,  por fin,  tu risa,  mujer,
dame por fin,  el beso de tus labios,

dame tu mejor flor.
-----------------------------------------------------------------------------------------

 Reme, " LA OMAITA" de "OPAITO".. vecina y amiga, nos sorprendión con el poema: "PUEDO".

PUEDO

Puedo pensar que una paz se levanta negra y fresca del rio.
o que un perro ladra y que sus lamentos
se pierden entre dos naciones.

Puedo pensar que mi existencia es normal
o que por lo contrario vivo de `prestado.
¿Dónde están mis pasadas alegrías?...
Puedo hacer de mi vida un jardín marchito.

Un lamento cruza el cielo.
Se escucha un jaleo entre el cañaveral
y se oye el zumbido del amigo viento.

Puedo invocar  tu nombre,  mujer,
desde la cima del castillo hasta la ribera.
Allí donde las  adelfas se visten de gala,
donde la cigüeña dejó sus huellas.

Puedo llamarte en la ausencia
y escuchar el eco del recuerdo.
Pensar que soy lo más pequeño de  la creación,
de tu hacer lo más ínfimo,
de tu pensar un suspiro,
de tu amor ¡Oh, Dios! Un sueño.
Pensar que pensar puedo,
querer no odiar lo que pienso,
y luego, en el camino de la vida
cargar en solitario con mis pensamientos.
  
Con la noche pierdo algo de lo poco que tengo.
A la mañana yo la llamo vida,
y a la noche… ni llamarla puedo.
Puedo confundirme con el viento,
 con el agua, la arena o el cielo…

Siempre sueño que te quiero.
------------------------------------------------------------------------------------

Pepe Conde... siempre con sus hermosas palabras e recuerdo para un amigo que no quedara en el olvido:" Padre ejemplar y marido ejemplar". Pepe es un amigho ejemplar y nos sorprendión con el poema: 
" EN EL MAR DE TU SOLEDAD"

EN EL MAR DE TU SOLEDAD

En el mar
de tu soledad  acompañada,
yo navego entre aceras grises,
cerca de mí,
cerca de ti paseo,
el poema de una rosa roja,
una luz, un faro esperanzador,
una lágrima en el mar que se nota,
una canción
apagada con el vuelo
de una o dos de tus gaviotas, una  lágrima.

Yo dormiré en un mar de dudas,
mas nunca vacilaría en tu palabra,
porque te amo así,
así confió,
en tu locura,
en mi locura, nos salvaremos,
como náufragos cerca de un faro,
y en el mar de mi ilusión
naufragas tú,
me pierdo yo, los dos lloramos
por un tren perdido,
dos noches rotas,
yo estoy más cerca
tu estas a mi lado, una foto, un perfume.
¡Qué feliz tú,
qué gritar el mío,
la imagen sonora de tu canto!.

¡Qué verdad  tú,
qué despertar el mío
qué loca tú,
qué loco yo!
 La imagen fantasmagórica de tu realidad
y mientras tanto el mar bravío,
sigue su curso,
sigue su  rumbo nuestro barco.

¡Qué ilusionado yo,
qué pensativa tú.
Pensemos en el regreso
y en el regreso se irá
construyendo este poema,
este canto,  la imagen real de tu cariño,
el pasotismo firme de tu mejor erotismo.

¡Qué mujer tú,
qué niño yo,
cómo te quiero!
La verdad  que pasa,  la esperaría,
una sorpresa,
no me la arranque,
porque desde  hace tiempo,
con ella duermo.
----------------------------------------------------------------------------------------------

Marisa Duque, además de presentadora y madrina nos recitó varios poemas entre ellos: 
" MUJER DE SIEMPRE Y NUEVA"

MUJER DE SIEMPRE  Y  NUEVA
               
 Mujer,
de siempre y nueva.
A ti, mi admiración  sincera.
A ti, mujer,
que encierras y abres
mi mañana, todas  las primaveras.
  A ti,
tierra fecunda que albergas
de la naturaleza  los frutos
y flores frescas
  A ti,
Interior  floral   y frondoso,
a ti, mujer  soñada,
A ti…
señora de una casa sin fronteras,
sacrificio constante
amante fiel de tu amor  e  ideas.
 Mujer,
ojos  de  grato mirar,
ligera e inmensa como un  pensamiento,
mas tú que nunca en este inmenso caminar.
A ti,
mujer,  luchadora sin igual.
En el día o en la noche
me pierdo en tu despertar.

 Mujer,
tu mirada abre caminos en el mar,
tu sonrisa es un  profundo sentir
 y diferente en tu volar.
A ti,
una aventura  diferente cada día.
Amor,  mil gracias a ti.
----------------------------------------------------------------------------------------

 Cristina, gran amiga, con su bonita y potente voz nos delitón con el poema:
" LOS MIL Y UN SECRETOS"

                                                        LOS MIL Y UN SECRETOS

Buscare  en  lugares,  lejos del ruido,
donde sea aún más fuerte el recuerdo
que el tronar de los cañones
o el temblor de aquella noche de invierno.

Bajare a la profundidad  de mi yo
para reclinar la cabeza de mi existir
en tu vida, bella y bonita.
No hay en mi concentración ,
hay una unidad que brota y quema.

Mi cuerpo no pesa,  no lo noto,
Mi espíritu  ya se eleva hacia la luz de la idea,.
¿Qué  importa mi apoyo  si no me siento?
Ya baja a la fosa abierta,
y una expansiva calma estalla en mí mundo,
llevándome de la realidad,
arrancándome de  cuajo,
a la par se me incrustan en mis ojos el mar,
la mar querida brava y serena.

Como nuestras vidas, contemplo extasiado
la noche serena, la luna que crece,
como mi deseo hasta hacerse lleno,
que por testigo el lucero del alba, 
y por lugar, el suelo, verdes campos,
y por almohada  un almendro,
Y grito y  no puedo
 porque la arena de mi desierto…
No, no puedo.

Reclino mi cabeza,
 recojo mi pensamiento,
Te quiero, he de volver a ti.
Palomas mensajeras,
os reclamo al  momento.
Canciones que pasáis,
quedaran  conmigo.
Recuerdos imborrables, serenos,
os abrazo con fuerzas
en la miseria de un desierto

Poder  llorar  triste,  hoy puedo,
pero gritar, debo gritar  mujer,
pregonar como vocero,
que de tu cuerpo se

los mil y un secretos.
--------------------------------------------------------------------------------------

Fuerón tantos los amigos Sanlúqueños que nos dímos cita en el pueblo... que mi orgullo y satifación nunca encontrarán palabras para expresar mi gratitud.

PARA DECIR ADIOS

        Para decir adiós,
cuando la noche vuela con negras alas,
sólo basta el corazón.
No me atrevo a decirlo.

        Para decir adiós, compañera,
mientras te caes por el sueño y yo vago
por las sombras de mi pueblo,
sólo basta el silencio.
No sé cómo pronunciarlo.

       Para decir adiós, que  me  voy
a  navegar  en los mares de tus dudas,
sin barca o nave que me  lleve,
sólo basta la soledad.

       Para decir adiós,
cómo pasan  los días,  tú  bañada  por  tu  mar,
yo seco como espiga castellana,
siento un nudo en la garganta.

        Para decir adiós, amiga mía,
hasta siempre. Tiendo mi mano a la tuya.
        Para decirte adiós,  vida mía,
solo tengo que decirlo.
        Sabes de sobras,
que mi voz vuela con el viento,
que nunca  lo oirás,
porque para  decir  adiós,
yo no quiero decirlo.
----------------------------------------------------------------------------------------

Gracias amigos, por poner voz a esos versos salidos del corazón. El alma de J. Antonio estuvo volando a nuestro alrededor... el sueño se materializón en papel y en voz. Mil besos.

-------------------------------------------------------------------------- 

Un poemario lleno de versos donde el amor prevalece durante el viaje literario de "Hojas Caídas".  

Jueves, 8 de mayo, 2014 a las 20,00h en Cádiz Centro.



                                      Yolanda Aldón recitando "MI SANGRE"

MI SANGRE

Tu vida se mudó en poema,
se clavó en mi costado,
como lanza fatídica.
Mi sangre toda es color,
toda es sabor y perfume.
No la busques roja,
es azul,
de la republica de las letras.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Recité algunos poemas como: HOJAS CAÍDAS, CARTAS AMARILLAS, NO LLORES, DAME UN BESO, CUANDO TE BUSCO, SOY GAVIOTA,BAJO EL SOL DE ARCOS, EL PÁJARO Y FINA LLUVIA.

DÁME UN BESO

Dame un beso,
perfumado por tu vida,
como la flor del almendro,
por favor, en esta noche
no me niegues el sustento.
Si mi cuerpo reposa,
el alma vuela a tu encuentro,
solitaria va mi barca,
el timonel en silencio,
que en las noches de los sábados,
amor mío, te pide un beso.
Acorta la distancia,
rompe tu lamento, ¡vuela alto!
Llénate de libertad, como el viento,
y en la grandeza de la noche,
entre la luna y el lucero,
mujer de mi dolor, ¡dame un beso!
Únete a mi pensar, como se ensamblan
los cuerpos, cuando sin hablar
se unen y se para el tiempo.
El cigarro se apagó,
la música se va perdiendo,
mas si tanto nos queremos,
¿Por qué, pena y recuerdos,
no me das un beso?

Me dormiré en un campo, lejos,
rodeado de montañas, viendo el bosque,
escuchando el viento.
Cantará el pájaro, ladrarán los perros,
se moverán las hojas,
caerán los truenos,
pasarán las nubes, mojarán el suelo.
Yo, solitario, tras los cristales, contemplaré
el invierno, recordaré que te vi, allá
en el tiempo,
y lloraré de rabia, pidiéndote un beso.
Pero quedan otras noches,
nos esperan otros tiempos, que la esperanza
no duele si se espera un beso.
Y en el mismo campo, en el mismo huerto
sembraremos un árbol.
Irá creciendo, nos dará sombra y tinta,
con que alimentar los cuerpos,
porque mientras tenga vida, y aún después de muerto,
mujer deseada,
te estaré pidiendo un beso.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Marisa Duque recitó "SOÑE" Y "TU CUERPO"

SOÑÉ

Oh!
Soñé y te vi radiante,
como en la realidad,
cerca de un tiempo que ya pasó,
presente dulce, pero que volveremos a vivir.
Hoy, cariñosa, te fuiste acercando a mí
como una aparición,
segura de tu actuar,
valiente, fiel hasta fundirte conmigo,
corazón, en un interminable abrazo.
Me hablaste al oído,
musiquilla improvisada,
eras feliz así y se te notaba.
Yo enmudecí, callé,
en la voz de mi beso
puse el énfasis de hombre que soy.
Tu felicidad hablaba,
era después del otoño
y con tu voz creaste primaveras aladas.
Yo era feliz…
Tú me amabas.

TU CUERPO

Tu cuerpo,
arena fina y llameante,
potencial mosto,
mil pisadas te abrazan,
desierto esplendoroso,
oasis del alma mía,
playa donde naufrago.
No conozco más horizonte
que la selva de tus pelos,
que la piel de tus pensamientos,
que la sed de tus llamadas.

Tu beso a la tierra
devuelve la fertilidad del agua,
huerta generosa,
jardín resistente al estío,
tu cuerpo limpio,
se confunde con la sal de mi alma.

Tu abrazo con las olas,
provoca ondas
en el azul del mar,
en la dorada arena,
en el lago de mi corazón,
en la sierra de mi inteligencia.

Tu pasar,
descalzo en el crepúsculo,
va dejando huellas,
y el mar, la mar ausente,
van llenando los vestigios de tu peregrinar
con lágrimas de colores.
Cuánto lloro por verte,
que ahogarme pudiera.
Tú, canción soleada,
sol, mar, mujer.
Tu pensar no conoce fronteras.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Loli Alvarez recitó "LOS MIL Y UN SECRETOS"

LOS MIL Y UN SECRETOS

Buscare en lugares, lejos del ruido,
donde sea aún más fuerte el recuerdo
que el tronar de los cañones
o el temblor de aquella noche de invierno.
Bajare a la profundidad de mi yo
para reclinar la cabeza de mi existir
en tu vida, bella y bonita.
No hay en mi concentración ,
hay una unidad que brota y quema.
Mi cuerpo no pesa, no lo noto,
mi espíritu ya se eleva hacia la luz de la idea.
¿Qué importa mi apoyo si no me siento?
Ya baja a la fosa abierta,
y una expansiva calma estalla en mí mundo,
llevándome de la realidad,
arrancándome de cuajo,
a la par se me incrustan en mis ojos el mar,
la mar querida brava y serena.
Como nuestras vidas, contemplo extasiado
la noche serena, la luna que crece,
como mi deseo hasta hacerse lleno,
que por testigo el lucero del alba,
por lugar, el suelo, verdes campos,
y por almohada un almendro,
grito y no puedo
porque la arena de mi desierto…
No, no puedo.

Reclino mi cabeza,
recojo mi pensamiento.
Te quiero, he de volver a ti.
Palomas mensajeras,
os reclamo al momento.
Canciones que pasáis,
quedaran conmigo.
Recuerdos imborrables, serenos,
os abrazo con fuerzas
en la miseria de un desierto
Poder llorar triste, hoy puedo,
pero gritar, debo gritar mujer,
pregonar como vocero,
que de tu cuerpo se
los mil y un secretos.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------


Yolanda Garcia Ares recitó " EN EL MAR DE TU SOLEDAD  y MUJER DE SIEMPRE Y NUEVA"

MUJER DE SIEMPRE Y NUEVA

Mujer,
de siempre y nueva.
A ti, mi admiración sincera.
A ti, mujer,
que encierras y abres
mi mañana, todas las primaveras.
A ti,
tierra fecunda que albergas
de la naturaleza los frutos
y flores frescas.
A ti,
interior floral y frondoso,
a ti, mujer soñada.
A ti,
señora de una casa sin fronteras,
sacrificio constante
amante fiel de tu amor e ideas.
Mujer,
ojos de grato mirar,
ligera e inmensa como un pensamiento,
más tú que nunca cesas en este inmenso caminar.
A ti,
mujer, luchadora sin igual.
En el día o en la noche
me pierdo en tu despertar.
Mujer,
tu mirada abre caminos en el mar,
tu sonrisa es un profundo sentir
y diferente en tu volar.
A ti,
una aventura diferente cada día.
Amor, mil gracias a ti.

EN EL MAR DE TU SOLEDAD

En el mar
de tu soledad acompañada,
yo navego entre aceras grises,
cerca de mí,
cerca de ti paseo,
el poema de una rosa roja,
una luz, un faro esperanzador,
una lágrima en el mar que se nota,
una canción
apagada con el vuelo
de una o dos de tus gaviotas, una lágrima.
Yo dormiré en un mar de dudas,
mas nunca vacilaría en tu palabra,
porque te amo así,
así confió,
en tu locura,
en mi locura, nos salvaremos,
como náufragos cerca de un faro,
y en el mar de mi ilusión
naufragas tú,
me pierdo yo, los dos lloramos
por un tren perdido,
dos noches rotas,
yo estoy más cerca
tu estas a mi lado, una foto, un perfume.
¡Qué feliz tú,
qué gritar el mío,
la imagen sonora de tu canto!.
¡Qué verdad tú,
qué despertar el mío
qué loca tú,
qué loco yo!
La imagen fantasmagórica de tu realidad
y mientras tanto el mar bravío,
sigue su curso,
sigue su rumbo nuestro barco.
¡Qué ilusionado yo,
qué pensativa tú.
Pensemos en el regreso
y en el regreso se irá
construyendo este poema,
este canto, la imagen real de tu cariño,
el pasotismo firme de tu mejor erotismo.
¡Qué mujer tú,
qué niño yo,
cómo te quiero!
La verdad que pasa, la esperaría,
una sorpresa,
no me la arranque,
porque desde hace tiempo,
con ella duermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario