viernes, 11 de abril de 2014

HOJAS CAÍDAS, María Sánchez, poema introducción.


Hojas caídas…
Olor de vida, momentos,
amarillas ilusiones
que cayeron sobre el suelo,
tu nombre  se abrazó al mío…
 sonata fueron y versos.

Hojas caídas…
Sobre el manto de los sueños,
una alfombra de nostalgia
por donde florecen besos.
Quiso Dios que fuera amor
y ruinas en mi recuerdo,
una semilla en mi vientre
y fiel en mi pensamiento.

Hojas caídas…
Sin ti… se me va la vida,
otoño de sentimientos
que en mi pensamiento  anidan.

(M. Sánchez)

SIPNOSIS, por Virtudes Reza.




SINOPSIS

María Sánchez Román nació un 22 de mayo de 1961 en Arcos de la frontera, Cádiz.
Por motivos académicos y profesionales, su vida transcurrió en diferentes lugares de la provincia gaditana, especialmente en Jerez de la Frontera y San Fernando, donde situó su residencia. Estas circunstancias determinaron que la literatura fuera un refugio donde expresar sus sentimientos, sus vivencias, su rebeldía, su disconformidad con la existencia y con el mundo.
En la actualidad, la poesía es para María la forma de desahogarse, de comunicarse con ella misma y conseguir llegar a los demás…
Este poemario es un sueño de dos personas hecho realidad al cabo de muchos años. Una idea compartida durante décadas que surgió cuando José Antonio y María fueron novios y empezaron a escribir cartas de amor y poemas. Por varios motivos de la vida, no se llevó a cabo.
Para este sueño materializado en papel, María ha estudiado cuidadosamente toda la correspondencia y ha seleccionado todos los poemas de aquellas cartas, a las que llama cariñosamente “Cartas amarillas”.

José Antonio nos dejó hace algunos años, pero su memoria queda recogida ahora en este libro: Hojas caídas.
Para más información sobre los protagonistas de esta historia: